872d91f49ac879b

Biomasa, las grandes eléctricas consumen la mayoría del pélet en Europa

La Asociación de Productores de Pellets de Madera del Estado Español (Apropellets) informa que el 55 % del total de este biocombustible sólido consumido en Europa se destina a once empresas. La mayoría de ellas son grandes compañías eléctricas, como Drax, GDF-Suez, EOn, EDF o Enea, que emplean los pelets en plantas de biomasa o en co-combustión en centrales de carbón. En 2012 Europa consumió 12,7 millones de toneladas de pelets y Canadá y Estados Unidos se consolidaron como principales exportadores hacia nuestro continente.

“Debido a los compromisos vinculantes de la Unión Europea para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, se espera un crecimiento vertiginoso en la demanda de pélet en nuestro continente”. Los pronósticos de Apropellet se basan no solo en los compromisos para cumplir con el Protocolo de Kioto, sino también en “la sustitución progresiva del carbón por pélet y la presión pública sobre la energía nuclear”, que fomentan “la consolidación de la ruta comercial atlántica del pélet industrial”.

Esa ruta comercial parte de Canadá y Estados Unidos, cada vez más potencias mundiales en la producción de pélet industrial, y concluye principalmente en los puertos de Holanda y el Reino Unido, que son los mayores consumidores en Europa. Es en estos países, y en otros como Polonia, Dinamarca y Suecia, donde se ubican las plantas de las once empresas que copan el 55 % del consumo, muchas de ellas centrales eléctricas que utilizan la co-combustión con carbón. Las once empresas citadas por Apropellets son el grupo Drax, SWE, ENEA, GDF-Suez, SSE, E-ON, Vattenfal, Delta, Mondi Sweicie, Dalkia y EDF. Otros grupos importantes, asociados también la mayoría a la producción de electricidad, son Dong, RWE/Essent y Goteborg Energy. .

Alarma de Greenpeace y guía básica sobre el pélet de madera
A la par que crece el consumo, en Apropelllets informan de que “prácticamente cada semana se da a conocer un nuevo proyecto de planta de fabricación de pélet en Norteamérica para suministrar combustible a las centrales europeas. Los contratos de suministro son previos a la construcción de las plantas; de hecho muchos se proyectan ad hoc para mantener una alimentación continua de un proyecto eléctrico concreto y su vida de servicio coincide con la de aquel”. Greenpeace ya advirtió hace dos años sobre el peligro para los bosques de Canadá que suponen el incremento de la producción de pelets y su posterior exportación a Europa.

Por otro lado, Apropellets ha editado una guía básica sobre el uso del pélet de madera con fines térmicos. En ella se abordan cuestiones relacionadas con el proceso de fabricación, la materia prima empleada, el formato de distribución y compra, la seguridad del suministro, los equipos de calefacción donde se emplean, la condiciones de calidad y las subvenciones existentes para instalar o cambiar a sistemas térmicos con biocombustibles sólidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN O PRESUPUESTO