a27ba18cc8108f1

El gran potencial de la biomasa, cada olivo es un biorreactor

La jornada Sinergias en bioeconomía, organizadas a mediados de junio por dos plataformas tecnológicas, la del olivar (Alenta) y la de la biomasa (Bioplat), puso de manifiesto el largo camino que queda por recorrer en el aprovechamiento integral del potencial energético de la biomasa oleícola, en especial para la generación de energía térmica.

Se incidió especialmente en la necesidad de desarrollar tecnologías adaptadas a las características específicas de esta biomasa.
Eulogio Castro, profesor titular de la Universidad de Jaén (UJA), afirmó que “cada olivo es un biorreactor», constituyéndose como fábrica de biomasa y de otros productos de alto valor”

Una de las principales conclusiones del encuentro, dadas a conocer por la Plataforma Tecnológica del Olivar (Alenta), fue “la necesidad de desarrollar nuevas tecnologías adaptadas a las características específicas de la biomasa del olivar, en lugar de adaptar esta biomasa a tecnologías ya existentes, que es la estrategia actual”. También señalan que “para alcanzar este salto, las plataformas tecnológicas constituyen un apoyo fundamental como catalizadoras de la innovación para mejorar la competitividad de las empresas”.

La Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid acogió el pasado 13 junio esta jornada, en la que participó como co-organizadora la Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa (Bioplat). Tras la intervención de miembros de la administración, la primera de las mesas redondas (Situación del sector del olivar: Valorización energética de la biomasa) ofreció alguna aportación interesante.

José Antonio la Cal, gerente de la Agencia de Gestión Energética de la Provincia de Jaén (Agener), recordó que “la biomasa no llega a alcanzar las cuotas que se fijan en los planes energéticos”, y abogó por la utilización de biomasa en edificios en lugar de apostar por combustibles fósiles».

Juan Lobo, responsable técnico de la Sociedad Andaluza de Valorización de Biomasa, definió la exportación de biomasa como “crimen energético”.

Otras intervenciones relevantes se escucharon en la mesa de I+D+i en el sector del olivar. Biomasa y bioeconomía. Fue aquí donde Eulogio Castro, profesor titular de la Universidad de Jaén (UJA), afirmó que “cada olivo es un biorreactor, constituyéndose como fábrica de biomasa y de otros productos de alto valor”. José Antonio Pérez, responsable de Proyectos y Servicios del Área de Biomasa del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables de Andalucía (CTAER), destacó la importancia de “una buena caracterización previa de la biomasa para identificar problemas de utilización en biomasas no convencionales”. Finalmente, Gonzalo García, de la Fundación Cidaut, abogó por el aprovechamiento distribuido del recurso y reivindicó incentivos a la generación de energías renovables.

Desde Energía Solar Innovación SL siempre hemos defendido la biomasa como una fuente de generación de energía térmica barata (como mínimo un 50% más barata que el gas natural, el combustible fósil más barato), que ayuda al desarrollo local (es la energía que más trabajo local produce por kWh) y es por ello por lo que tenemos acuerdos con distintos agricultores locales para suministrar combustible de biomasa en nuestras instalaciones en las que el combustible esté siempre a un radio de 30 km como máximo de la instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN O PRESUPUESTO