3b3dba5e4c7807b

Los combustibles fósiles recibieron en 2011 más de 400.000 millones de euros en ayudas por parte de los gobiernos

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), que acaba de hacer público su World Energy Outlook 2011 (Perspectivas de la Energía en el Mundo 2011), asegura que los gobiernos asignan muchas más ayudas al carbón y al petróleo que a las fuentes renovables de energía (pese a que las eléctricas traten de engañarnos con su poderoso lobby. Así, y según la AIE, mientras en el Horizonte 2035, las ayudas a las renovables podrían alcanzar los 180.000 millones de dólares anuales, en 2010, los combustibles fósiles recibieron más de 400.000 millones de dólares en ayudas gubernamentales.

La AIE lo tiene muy claro, y por eso lo cuenta (y lo cuantifica) en su World Energy Outlook 2011: «las subvenciones que fomentan el derroche de combustibles fósiles [carbón, petróleo y gas] han superado los 400.000 millones de dólares por 60.000 las energías renovables». Eso sí, la Agencia deja lugar a la esperanza: la proporción de las energías renovables no hidráulicas en la generación de electricidad pasará del 3% en 2009 al 15% en 2035, «respaldada por subvenciones anuales que alcanzarán los 180.000 millones de dólares», o sea, que las renovables recibirán en el futuro más ayuda que hoy. Eso sí, y en todo caso, mucho menos dinero en el futuro (180.000 millones) que el que reciben ya hoy, en tiempo presente, los combustibles más contaminantes (400.000).

Será más caro arreglar mañana los daños ocasionados por el cambio climático que apostar hoy por las energías limpias
Entre las conclusiones que extrae la AIE de su estudio, una es especialmente destacable: «no podemos permitirnos diferir la actuación adicional necesaria para afrontar el cambio climático si se pretende alcanzar a un coste razonable el objetivo a largo plazo de limitar la elevación de la temperatura media mundial a 2 °C». Diferir la actuación presente constituye así, y según la AIE, «un error en términos económicos: por cada dólar no invertido en el sector eléctrico antes de 2020, será preciso gastar 4,3 dólares más tras 2020 a fin de compensar el aumento de las emisiones». La AIE se define como «un organismo autónomo, creado en noviembre de 1974: su mandato original tenía, y sigue teniendo, una doble vertiente: promover la seguridad energética entre sus países miembros mediante una respuesta colectiva a las interrupciones materiales del suministro de petróleo, e investigar y analizar fiablemente las posibilidades de garantizar una energía segura, asequible y limpia a sus 28 países miembros y a terceros».

Más información: World Energy Outlook 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN O PRESUPUESTO